Reseña: Leyendas del Averno de Ainhoa Gallardo





 Autora: Ainhoa Gallardo
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Chiado Editorial
Género: Fantasía
Páginas: 402
Año de publicación: Febrero de 2015
Precio: 11,00€



Yo era como tú, o como cualquiera de vosotros, hasta que sucedió lo inevitable. Tantos años teniendo macabras pesadillas no podía ser bueno… pero, ¿quién imaginaría que las pesadillas, de la misma manera que los sueños, podían hacerse realidad?
Soy Keydara Aleneri, una joven como tantas, que se ocupaba de sus estudios, amigos y salir a divertirse… Sin embargo, mi vida cambió radicalmente cuando descubrí que todo había sido una mentira. Toda mi vida había sido una farsa, puesto que yo no pertenecía a este mundo.
Conocí realmente de dónde venía, el horrible secreto que formaba parte de mi familia y de mí. Fue entonces cuando emprendí el viajé junto a mi compañero, el vampiro Astaroth, por el más profundo abismo. En el inframundo habitan criaturas antiquísimas, que han atormentado a la raza humana desde el origen de los tiempos… pero esta vez, iba a ser mucho peor.
No podía confiar en nadie, ni siquiera en lo que veían mis ojos, ni en lo que pudiese sentir. Debía de alejarme de todo aquello que había sido mi ‘’vida’’, y de mis seres queridos para protegerles de mí misma y de la oscuridad que me rodeaba.
Os relato mi historia desde la más angustiosa penumbra, donde ahora me encuentro atrapada. Quiero que el mundo sepa lo que realmente ocurrió, y que sepan que una vez existí antes de que mi memoria, y todo lo que soy, se desvanezca en el olvido.


Los libros de fantasía-paranormal son los que más rápido devoro, y Leyendas del Averno ha estado entre mis manos unos tres días. Esas 400 páginas se pasan corriendo gracias a la trama tan bien construida que ha hecho la escritora.
Tengo que decir (al menos a quienes me lo han preguntado) que el libro no es erótico. Es cierto que un súcubo es un demonio que toma la forma humana de una mujer para seducir a los hombres, pero Ainhoa Gallardo no detalla las escenas sexuales, así que sin ningún problema podría leerlo cualquier persona y más si le gusta el género paranormal.
Keydara es una joven normal ante la mirada de los demás, pero ella vive de una forma muy real algunos sueños (pesadillas en este caso) en los que aparece haciendo daño a otros. Keyd, un día en medio de una conversación con sus amigos, decide contarles lo que le está pasando.
El grupito de ella no duda en ningún momento en ayudarla y buscar una respuesta ante las horribles pesadillas que la acompañaban por la noche.

«—…eso tenía un nombre, lo vi en un programa de televisión que habla sobre sucesos raros y paranormales.
—…Proyección astral o viaje astral. …Es cuando tu alma se separa del cuerpo mientras está fuera. »

Pero Keyd es más que un simple ser humano. Es una súcubo, la cual tendrá que servirle a la mismísima reina que manda sobre ellos. Eso significa que si quiere sobrevivir, tendrá que alimentarse de las almas de los hombres que seduzca y llevarle una prueba a Abrahel (la reina).
En ese gran cambio en su vida, la acompañará Astaroth, un vampiro que la ayudará y la tratará como una buena amiga. Keyd, asume muy rápido quien es realmente (y a mí al menos me hubiera gustado que la protagonista dudara y desconfiara de la palabra de su “reina”) y acepta servir a Abrahel.
Al no ser una experta (y más sin haber tenido relaciones sexuales) decide buscar su primera víctima en un bar de ambiente. Cuando seduce a un hombre, el ser demoniaco que tiene dentro la cambia por completo, volviéndola más seductora y olvidando la parte humana que también tiene. Al obtener el alma, Keyd se siente más poderosa; y más viva, dándose cuenta que las pesadillas que sufría era realmente lo que le esperaba algún día.
Un personaje que me ha hecho reír mucho es Astaroth, un vampiro que ha vivido dos siglos y aun así se sorprende de todo lo que le rodea. Realmente ha sido muy original ver como al vampiro le gustaba jugar a videojuegos y, probar cosas nuevas.

«—Es la primera vez que pruebo esto, ciertamente…siento…siento como si flotase. »

Keyd y Astaroth contra más tiempo pasaban juntos, más me gustaba esa posible pareja. Pero ser un súcubo no es nada fácil, y ahí está la reina para recordárselo.

«—…Un súcubo jamás puede amar a nadie. »

Y no solo eso, los súcubos creen que los vampiros son los seres más débiles (por el simple hecho de que ellos podrían morir con la luz del sol).

«— ¿Entonces, debería desconfiar en él? »

A la mitad del libro la historia da un giro inesperado que al menos yo no esperaba ¡y me ha encantado!

«— ¿El gran día?
—…el día en que haremos frente a los de allí arriba. »

El libro tiene acción, amor, momentos muy dulces que por parte de seres demoníacos parece un poco extraño pero los hay.

Es un buen libro para descubrir un poco el mundo de los súcubos / vampiros y hasta ángeles caídos. 



Gracias a Chiado Editorial por el ejemplar.



 

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Melissa Hall (@itsbeatifulove), es una catalana inquieta que no puede dejar de publicar cada loca historia que le pasa por la cabeza, en la plataforma Wattpad. Rodeada de libros, enamorada de cada personaje que le ha dejado huella, decidió crear los suyos propios y compartirlos con un público que tiene sus mismas aficiones. Actualmente estudia, pero sigue intentando conquistar a sus miles de seguidores con cada relato. Las cifras le recuerdan que no va desencaminada, con más de 42 millones de visitas en esta importante red social de escritores nóveles.