Reseña: El signo del infinito de Pilar Sahagún




Título: El signo del infinito
Autora: Pilar Sahagún
Autoconclusivo
Editorial: Arcopress
Género: Novela
Páginas: 280
Año de publicación: 2014
Precio: 15,95€




Tras perder a sus padres en un accidente de aviación a los cuatro años de edad, Alda San Facundo se traslada con Madmua, la persona que la ha criado y a la que considera su madre, a la finca de sus abuelos, lugar en el que habita la magia y rige la armonía de la naturaleza, y que marcará de manera indeleble su existencia. En Madrid, donde acudirá más tarde a estudiar medicina, conoce a Casilda Alcaiz, que ha tenido una vida en muchos aspectos similar a la suya. Su extremada afinidad hará que lo compartan todo y que suscriban un pacto: el que las comprometerá a que la primera que muera comunique a la otra si hay vida después de la muerte.
La música es un personaje más en esta novela de emociones y sentimientos inefables, donde se concitan el amor, la amistad y una ética que no admite el sufrimiento. Los protagonistas de esta novela singular se desenvuelven en ambientes de lujo y ostentación, pero el sendero interior que transitan es abrupto. La dificultad de ese recorrido iluminará, a la postre, el signo del infinito.


Tengo que comenzar diciendo que me ha gustado mucho que la autora haya narrado desde varios puntos de vista (en primera persona “siguiendo a Alda” y en tercera persona para seguir al resto de los personajes.
Alda no solo cuenta su historia desde que era muy pequeña, también cuenta de una forma muy cariñosa la de su amiga Casilda; una persona con la que se siente muy identificada.
Aquí no puede faltar el romance, y es que cada personaje que estaba junto, congeniaban perfectamente.

« —…No estoy acostumbrada a vivir en un palacio. No creo que me sienta cómoda.
—Donde tienes que sentirte cómoda es en mis brazos. »

Uno de los personajes que me han llamado la atención (y siempre terminamos teniendo un favorito) es Rafael. Rafael es el padre de Casilda, un hombre que expresa perfectamente sus sentimientos. Alda se enamora de él, y de alguna forma guarda ese pequeño secreto hasta que la descubre su amiga.
Casilda y Alda tienen un gran lazo de amistad. Y lo vuelvo a decir; esa unión es preciosa. Confían la una con la otra; se ayudan mutuamente; y cuando una tiene la necesidad de ser escuchada, la otra sin dudarlo está ahí.

« —… ¿Cómo no se va a agotar una pasión que solo es instinto? Al igual que la meta del caminante es el camino, la del que ama es amar. No poseer. »

El amor…el desamor está muy presente.

«—…Creo que ha nacido para amarme.
—Estoy segura de ello, Casilda —añadí yo.
Por desgracia, pude comprobar que la quiso igual cuando estaba a su lado, que después de abandonarle. »

Y son esos detalles que te adentran más en la historia.
¿Quién no ha vivido un desamor?
¿O un amor que parecía imposible de vivir?

También hay unas cartas preciosas. Versos, y canciones.

«Cabellos al viento.
Cabeza atrás.
Mirada al cielo.
Brazos al mar.
¡Voy a volar!
No soy yo:
¡es la imagen de la libertad! »

Con los años Alda es convencida a que escriba sus propias memorias (y no es alguien cualquiera, es una persona muy importante en su vida).
El final me parece ¡precioso! Me ha encantado como termina.
Pilar Sahagún ha hecho una gran novela. Los capítulos son cortos, y eso provoca las ganas de seguir leyendo y pasar las páginas para ver qué puede pasar a continuación.
Como confesión diré (parecerá raro) que el tacto de la cubierta me ha encantado. Sostenía el libro y lo acariciaba. ¡Lo sé! (es raro decir algo así hahaha) Y Además no sé cómo explicar esa sensación. Pero me ha encantado.



 

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Melissa Hall (@itsbeatifulove), es una catalana inquieta que no puede dejar de publicar cada loca historia que le pasa por la cabeza, en la plataforma Wattpad. Rodeada de libros, enamorada de cada personaje que le ha dejado huella, decidió crear los suyos propios y compartirlos con un público que tiene sus mismas aficiones. Actualmente estudia, pero sigue intentando conquistar a sus miles de seguidores con cada relato. Las cifras le recuerdan que no va desencaminada, con más de 42 millones de visitas en esta importante red social de escritores nóveles.